Cómo elegir la mejor hipoteca

Web dedicada a la hipoteca

Acceso: nombre    y     contraseña

  Mostrar contraseña
   

¿No estás registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

Reclamar Hipoteca Multidivisa, cláusula suelo, gastos de hipoteca e IRPH
Consulta a un abogado sin compromiso para calcular la devolución al reclamar por tu hipoteca. Consulta gratuita.

Un abogado se pondrá en contacto en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales con nuestro caso. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.

Cómo elegir la mejor hipoteca


Cómo elegir la mejor hipoteca

    Firmar una hipoteca no es un asunto trivial y tendremos que recopilar mucha información procedente de diversas vías para elegir la mejor opción.

Cómo elegir la mejor hipoteca

   Firmar una hipoteca y acertar con la elección no es una cuestión tan fácil como parece. Hay que tener presente que hipotecarse supone generalmente una relación a largo plazo, seguramente de décadas y por tanto las condiciones que se firmar en un principio, pueden ser muy buenas en el presente pero muy contraproducentes para el futuro, que siempre es incierto. Prueba de ello, es que muchas familias no han podido hacerse cargo en el transcurrir de los años de sus hipotecas, si bien una parte extremadamente importante de esta situación tiene su origen y causa en la crisis financiera que hizo acto de presencia a finales de 2007 y cuya magnitud nadie, salvo algunas mentes extraordinariamente privilegiadas, fue capaz de predecir. En cualquier caso, dado que hipotecarse no es una cuestión baladí, sino al contrario, es una circunstancia que va a afectarnos en muchos sentidos de nuestra vida, será preciso tratar de acertar lo máximo posible en nuestras elecciones y para ello deberemos de realizar un trabajo de recopilación de información, de opiniones de expertos y de experiencias diversas que sin duda alguna nos ayudaran a evitar seguramente muchos errores.

   Deberemos en primer lugar familiarizarnos con conceptos como interés, Euríbor, diferencial, hipoteca fija, variable o mixta, TIN, TAE, plazo de amortización, revisión de la hipoteca, productos vinculados, seguros, amortización parcial y  total, subrogación, novación, tasación, comisión de desistimiento, comisión de apertura, amortización parcial y total... toda una serie de términos y variables hipotecarias que antes o después conoceremos. Pues bien, vale mucho la pena que los conozcamos antes de firmar, porque ellos nos permitirá ser precavidos y no firmar ninguna condición que nos parezca contraproducente o mejorable.

   En primer lugar no debemos contentarnos con la primera oferta que veamos, ni tampoco firmar sin más una hipoteca con nuestro banco de toda la vida... seguramente sería un gran error, porque hay vida después de nuestro banco y quizás en la calle después de la nuestra, hay una entidad que nos ofrece unas condiciones mucho más atractivas que las de nuestro banco. ¿Por qué no informarnos bien, si una hipoteca supone tener que pagar un montón de dinero que no tenemos? Si nos pasamos todo un día para decidirnos por una determinada prenda de ropa, acudimos a decenas de tiendas para encontrar la prenda más bonita, más económica, más buena y más barata con el fin de ahorrarnos unos pocos euros, ¿por qué no hacer lo mismo o mucho más por una hipoteca que puede suponer ahorrarnos miles de euros?

  Tenemos que elegir entre hipoteca fija, mixta o variable. La hiptoeca fija nos ofrece la tranquilidad de que siempre pagaremos lo mismo independientemente de la evolución del Euribor, si el Euribor sube vertiginosamente, a nosotros no nos afectará, siempre pagaremos lo mismo. Evidentemente, en el momento de firmar y quizás durante unos cuantos años, puede que muchos, estaremos pagando más por una hipoteca fija que por una variable, pero hay muchos que dicen que la tranquilidad no vale dinero. De todas maneras, será decisión nuestra porque puede que finalmente con una hipoteca a interés variable ahorremos mucho dinero que con una hipoteca fija, pero claro siempre tendremos que estar pendientes de la evolución del Euribor. Si sabemos de antemano que en el futuro seremos capaces de realizar amortizaciones anticipadas y de esta manera acabar más pronto con nuestra hipoteca, la opción de hipoteca variable, podría ser una buena opción, ya que reduciríamos el tiempo de la misma y con ello la posibilidad de tener que afrontar un Euribor alcista en los años en los que ya no estemos hipotecados gracias a las amortizaciones parciales que vayamos realizando. No nos gustan las hipotecas mixtas, porque empiezan con un tipo fijo en el primer o primeros años de la hipoteca cuando se calcula que el Euribor se encontrará bajo, para posteriormente una vez el Euribor haya subido, convertirse en hipoteca variable, con un Euribor más alto.

   En las hipotecas variables, es importante saber que el hecho de que el diferencial sobre el Euribor sea bajo en una hipoteca con respecto a otra, no implica necesariamente que la hipoteca con el diferencial bajo, sea más económica que la hipoteca con el diferencial más alto. Es importante fijarnos en otras muchas condiciones de la hipoteca, como los productos vinculados, las comisiones, etc. Por ello, es muy importante fijarse especialmente en el TAE, ya que en este valor se recogen todas estas variables. El problema suele venir de los productos vinculados. Hay entidades que te ofrecen un diferencial bajo, a cambio de que contrates con ellos una serie de productos, como el seguro de hogar, el seguro de vida, gastar una cantidad de dinero determinada de la tarjeta de crédito, domiciliar la nómina o pensión con el mismo banco... y si no cumplimos estas condiciones, pues el diferencial de nuestra hipoteca aumenta, y puede en este caso superar el de la hipoteca que un principio contaba con un diferencial más alto, con la diferencia que en esta última no nos imponen tantas condiciones como por ejemplo no contratar con ellos los seguros o no gastar dinero con la tarjeta de crédito y ahorrarnos con ello un dinero mensual que finalmente consiga hacernos más atractiva la hipoteca con el diferencial más alto con respecto a aquella que tiene un diferencial más bajo, pero que realizando bien los cálculos, finalmente resulta ser más desventajosa. 

   Las comisiones también son muy importante tenerlas en cuenta, porque puede que una hipoteca tenga comisión de apertura y otra no, o que una hipoteca nos cobre por amortización y otra no... Puede que lleguemos a pensar que una comisión de apertura no nos afecte mucho, porque al fin y al cabo se restará finalmente del capital que nos concedan y que por tanto será como si no "nos enteráramos", pero es un capital que pierdes y del que no dispondrás.

  Acudir a diversas entidades financieras a informarnos es sin duda positivo, puedes hablar con el empleado de banca y realizarle todas las preguntas que se te ocurran y seguramente te las resolverán y con sus respuestas aprenderás muchas cosas, pero no te debes olvidar que nos encontramos en la era de las nuevas tecnologías, de internet, de los chats, de las redes sociales, de los correos electrónicos y por supuesto de las hipotecas online. Estas hipotecas suelen ofrecer condiciones mucho más interesantes y atractivas que las hipotecas en las que realizas todo el proceso en la oficina del banco. Muchas de estas hipotecas online están respaldadas por los mejores bancos y por lo tanto, dado que disfrutan en muchas ocasiones de muchas más ventajas que las no online, debemos de tenerlas muy en cuenta. Además en internet encontraremos mucha información que nos ayudará a aprender y así a elegir la mejor opción. Información que en muchos casos, será personalizada pues podremos acudir a chats y foros de expertos en el mundo hipotecario que nos pueden dar sugerencias importantes a tener en cuenta.

   También deberemos contar con las opiniones, sugerencias y experiencias de familiares y amigos, porque seguramente que podrán advertirnos de errores que son fáciles de cometer y que con su información podremos evitar. 

Lecturas: 206